Subaru fue fundada en Japón en 1953 y fue la primera empresa japonesa de automóviles que utilizó un nombre sacado del japonés. La palabra Subaru (también conocido por su nombre original japonés mutsuraboshi) es el nombre que se le da en japonés al cúmulo de estrellas que forma la constelación de Tauro, que está representado en el logotipo de la marca.

Otra peculiaridad de la marca es la utilización del motor bóxer de cilindros horizontalmente opuestos lo que proporciona a sus automóviles un centro de gravedad más bajo que los coches que montan motores con los cilindros en V o en línea.

Subaru es pionera en la implementación de tracción integral en automóviles de turismo. Todos sus modelos (excepto un subcompacto que sólo se vende en Japón) disponen de este sistema, ya sea de serie u opcionalmente.


Subaru comenzó su experiencia como fabricante de automóviles con el lanzamiento del "Subaru 360" en 1958. Con su construcción monocasco y un amplio uso de componentes plásticos, el Subaru 360 introdujo numerosos conceptos de diseño de la industria aeronáutica y se convirtió en un éxito instantáneo entre los consumidores, jugando un rol vital para la fabricación de vehículos de pasajeros más fácilmente disponible para los consumidores japoneses.


En el siguiente medio siglo, Subaru ha contribuido al crecimiento de la industria automotriz japonesa mediante el desarrollo y lanzamiento de vehículos con diseños ingeniosos. Subaru siempre se ha comprometido a proporcionar "placer de conducir" como parte de su negocio automotriz. 


​​​​​​​En el siguiente medio siglo, Subaru ha contribuido al crecimiento de la industria automotriz japonesa mediante el desarrollo y lanzamiento de vehículos con diseños ingeniosos. Subaru siempre se ha comprometido a proporcionar "placer de conducir" como parte de su negocio automotriz.